martes, 5 de abril de 2011

QUE ES EL BARNIZ, TIPOS, APLICACIÓN Y SOLVENTES

 Barnizar significa dar un baño de barniz a un objeto. El barniz es una disolución de una o más sustancias resinosas en un líquido que al aire se volatiliza o se deseca. Con ella se da a las pinturas, maderas y otras cosas, con objeto de preservarlas de la acción de la atmósfera, del polvo, etc., y para que adquieran lustre.
Barniz es una disolución de una o más sustancias resinosas en un disolvente que se volatiliza o se deseca, al aire con facilidad, dando como resultado una capa o película. Existen barnices de origen natural, en general derivados de las resinas y aceites esenciales de plantas, y sintéticos de formulación moderna. A estos mismos también puede colocársele tintes colorantes para lograr nuevas tonalidades.

CARACTERISTICAS:
Se aplican pinturas y barnices, a las maderas y otras superficies, con objeto de preservarlas de la acción de la atmósfera, del polvo, etc., y para que adquieran lustre, así como para incrementar el oscurecimiento en el tono de los colores. Cuando se aplica a la madera, a diferencia de las ceras y aceites, el barniz crea una auténtica capa protectora e impermeable, salvaguardando la superficie de madera de los agentes externos y las pequeñas erosiones.

Los barnices se han utilizado durante miles de años, en una u otra forma, para acabar de proteger la madera. Los egipcios lo empleaban en la decoración de sus tumbas y los griegos como protección de la madera de sus barcos contra el poder corrosivo de las sales marinas (una especie de calafateado). Sin embargo, los barnices no se han utilizado como material de acabado para los muebles hasta los últimos cinco siglos. A través de los años, los acabados de madera han encontrado en los barnices al aceite muchas características no poseídas por la goma laca; por ejemplo: su capacidad para endurecerse al secarse, su capacidad para adquirir un gran brillo cuando se pulen y su capacidad para resistir la humedad. Hasta la introducción de las lacas de secado rápido, los barnices eran utilizados ampliamente para muchas finalidades de acabado y se encontró que eran satisfactorios dondequiera que se aplicaran; aún son utilizados hoy día, no solo en la industria del mueble sino también en aplicaciones domésticas o artesanales.













TIPOS DE BARNISES
Hay muchos tipos de barnices diferentes. Dependiendo del criterio de clasificación se pueden agrupar en distintas clases dependiendo de la base que componga el barniz.

• Base acuosa: este tipo de barniz está creado con sustancias naturales o artificiales que usan como disolvente base el agua. Hoy en día es la tendencia mas ecológica de tratar las maderas. Estos barnices secan por la evaporación del agua.

• Base Oleaginosa: este tipo de barniz, está creado con sustancias basadas en aceites a los cuales se les puede agregar resinas; las cuales determinan su dureza y brillo. Estos secan por oxidación del aceite.

• Base piroxilina: este tipo de barniz está creado con base de nitrocelulosa y ha sido el más usado en la industria del mueble; comercialmente se puede encontrar con denominación Duco este se divide según el proceso y el que se aplica al inicio comúnmente se llama sellador de madera y posteriormente para dar las diferentes terminaciones se aplica; laca.

• Base poliméricas: este tipo de barniz está creado sustancias que reaccionan normalmente con un catalizador y solo pueden ser usadas con equipos de alta presión o rodillos; este tipo de barniz está siendo muy usado en la terminación de instrumentos musicales y muebles de fina terminación; se pueden encontrar comercialmente como barniz poliuretano.

• Barniz brillante: está altamente purificado, por eso logra un acabado brillante sobre los trabajos. Tiene gran adherencia y durabilidad. De óptima transparencia, impermeabiliza y da protección a cualquier material ya pintado. Especial para la decoración y protección de toda clase de construcciones de madera natural o teñida en interiores y exteriores tales como ventanas, armarios, muebles, etc.

• Barniz mate: tiene las mismas características del barniz brillante con la diferencia de la terminación mate. Es de secado rápido y puede ser aplicado con pincel o esponja.

• Barniz satinado: es algo más brillante que el mate, por lo que resiste mucho más las manchas. Es ideal para el barnizado de todo tipo de superficies de madera en interiores y exteriores cubiertas, tales como muebles, puertas, armarios, etc.

• Barniz impregnante anti termitas: Es un barniz preservante "poro abierto" de máxima vida útil, con base en sustancias pesticidas, que protegen a la madera de la agresividad natural ambiental, insectos y hongos, retardando por largo tiempo su envejecimiento, dejando una terminación mate en el color deseado


CONSEJOS GENERALES
1.- La preparación de la superficie es fundamental para el acabado final. Debe estar perfectamente lijada, limpia, seca y exenta de polvo y grasa. Es imprescindible también que la madera esté completamente seca (12% de humedad) antes de empezar.

2.- Remover perfectamente el bote antes de empezar a dar el tapaporos o el barniz.

3.- No barnizar en días muy húmedos o lluviosos, ni a temperaturas inferiores a 5ºC. Tampoco con excesivo calor ni directamente bajo el Sol si es posible.

4.- Dejar secar completamente el tapaporos antes de barnizar. Entre mano y mano dejar secar también el barniz completamente.

5.- Limpiar los utensilios antes de que se seque el tapaporos o el barniz. La utilización de productos de calidad (barnices, brochas, etc) asegura un correcto acabado.

6.- Antes de empezar a pintar es muy conveniente hacer alguna prueba en un lugar no visible o, mejor aún, en una muestra.

PAREDES Y TECHOS
1.- Si la superficie es nueva, eliminar el polvo y las florescencias, y si está pintada, lavar con agua y detergente.

2.- Tapar fisuras y grietas con pasta tapagrietas. Cuando seque, podemos lijar con lija 00 para enrasar. También podemos lijar la pared entera si está muy irregular y queremos dejarla más lisa.

3.- Si la superficie es nueva aplicar una selladora antes de pintar.

4.- Proteger con cinta de pintor los enchufes, marcos de puertas y ventanas, apliques, rodapiés, etc.

5.- Elegir el tipo de rodillo. Rodillo de lana o sintético de pelo corto (paredes lisas), de lana o sintético y pelo largo (si se ha dado gotelé). También será necesaria una brocha redonda con punta para esquinas y rincones y una brocha normal si hubiese molduras (en techos, etc).

6.- Elegir el tipo de pintura (temple o plástica) y empezar a pintar con brocha los ángulos y zonas adyacentes de marcos puertas, rodapiés, etc. También conviene dar un brochazo a las zonas emplastecidas para evitar que chupen la pintura después. A continuación, con el rodillo bien escurrido empezaremos a pintar por el techo repartiendo uniformemente la pintura. Después seguiremos con las paredes repasando por último de arriba hacia abajo para un acabado perfecto. Dejar secar completamente entre mano y mano. Con temple no podremos pintar sobre pintura plástica, pero con pintura plástica podremos pintar sobre la plástica anterior o sobre temple. Nuestra recomendación es la pintura plástica, además de por lo anterior, por ser totalmente lavable.

MADERAS
1.- Frotar la superficie con la lana de acero (número 00 ó 000) en el sentido de la veta y eliminar el polvo por aspiración o soplado.

2.- Dar una o dos manos de selladora lijando después de cada una con lija del número 360. Dejar secar completamente entre mano y mano.

3.- Dar cuantas manos se necesiten de pintura uniformemente con rodillo de fibra o pelo corto para esmaltar (superficies grandes), brocha de esmaltar (superficies pequeñas) o pincel (recovecos y objetos pequeños). Dejar secar completamente entre mano y mano.

METALES (HIERROS Y ACEROS)
1.- Cepillar con un cepillo de púas de acero, incidiendo especialmente en las zonas oxidadas. También lo podemos hacer con un taladro acoplándole un cepillo de alambre.

2.- Limpiar y desengrasar la superficie con disolvente universal.

3.- Dar una o dos capas de imprimación (minio) el mismo día del cepillado. Dejar secar completamente entre mano y mano.

4.- Elegir el tipo de esmalte, brillante, satinado o mate. Este último no está indicado para exteriores. Hoy en día existen pinturas especiales que no necesitan imprimación de minio. También podemos dar un acabado tipo forja, martelé, efecto madera o aluminio con productos específicos. Dejar secar completamente entre mano y mano. Utilizar brocha, rodillo o pistola. Dar las manos necesarias hasta que el acabado sea bueno.

SUPERFICIES DE DIFÍCIL ADHERENCIA
Para poder pintar con buenos resultados en superficies de difícil adherencia como galvanizados, latón, zinc, aluminio, cobre, PVC, plástico rígido, melamina, formica, etc) se deben utilizar imprimaciones especiales como por ejemplo la PREPARACIÓN MULTIUSO de la marca Bruguer. Es una imprimación antioxidante (en metales) y un fondo de adhesión (en materiales de difícil adherencia) que permite la aplicación posterior de esmaltes sintéticos y acrílicos. Se puede utilizar también en cualquier otro material (acero, madera, etc).

1.- Limpiar bien las superficie con disolvente universal si se trata de metales y con agua y jabón en caso de superficies plásticas (PVC, melamina, formica, etc). También podemos lijar suavemente para matizar la superficie y mejorar el agarre de la imprimación.

2.- Aplicar con brocha la imprimación para superficies difíciles y esperar a que seque.

3.- Si la imprimación no ha quedado completamente lisa puede lijar suavemente la superficie y eliminar el polvo generado por aspiración, soplado o con una gamuza húmeda.

4.- Empezar a pintar con brocha para esmaltar y un esmalte de calidad. Dar las manos necesarias esperando que la pintura seque completamente entre mano y mano. También podemos utilizar rodillo de esmaltar, y para un resultado óptimo, pistola.

BARNIZADO INCOLORO
Consiste en aplicar una capa de barniz incoloro (brillante, satinado o mate) a la madera para su lustre y protección. Es el barnizado más empleado y más natural pues deja ver la madera tal como es.
BARNIZADO CON TEÑIDO PREVIO
Primero se tiñe la madera con un tinte (de tonalidad de madera o de un color puro) y después se barniza. Es un acabado muy utilizado cuando queremos oscurecer alguna madera o darle alegría con un color puro. El tinte más utilizado para oscurecer maderas es la nogalina, que es un pigmento sólido sacado de la cáscara de nuez. Cuando se tiñe con tintes al agua es imprescindible dejar secar completamente la madera antes de continuar con el barnizado pues de lo contrario aparecerán veladuras.

BARNIZADO CON BARNIZ TINTE
Consiste en barnizar directamente con un barniz que tiene ya tonalidad. Solo existen barnices con tonalidades de madera (roble, Sapelly, nogal, etc) pero no con colores puros (azul, rojo, etc). Este acabado destaca por su comodidad de aplicación, pero el resultado es mucho mejor con el procedimiento anterior (tinte y barniz).

TIPOS DE DISOLVENTES
Los disolventes tienen como principales objetivos mantener las pinturas (o barnices, ya que un barniz es en definitiva una pintura transparente) en estado líquido y permitir que al aplicar estos productos rellenen los poros de las superficies tratadas. También permiten regular la viscosidad para dejarla en su punto óptimo según la forma de aplicación y condiciones atmosféricas. Al secarse, el disolvente debe evaporarse totalmente y no modificar la resina depositada. Los disolventes también se utilizan para la limpieza de los utensilios y herramientas de pintar. Los principales tipos de disolventes son los siguientes:

 AGUA. Es el disolvente más común que existe y se utiliza principalmente para pinturas al temple, pinturas plásticas, pinturas a la cal, al cemento o silicato, algunos tipos de pinturas epoxi, esmaltes acrílicos, etc.

AGUARRÁS, AGUARRÁS VEGETAL O ESENCIA DE TREMENTINA. Con estos tres nombres se denomina a un líquido volátil e incoloro que se saca destilando de la resina de los pinos. Su composición varía según la especie de pino del que se extraiga la resina. Se utiliza como materia prima y disolvente de todo tipo de pinturas al aceite, esmaltes grasos y sintéticos y pinturas de aluminio.

WHITE SPIRIT, AGUARRÁS MINERAL O SÍMIL DE AGUARRÁS. Es un hidrocarburo líquido con un poder de disolución no muy fuerte, pero suficiente para las resinas alcídicas que son la base de los esmaltes sintéticos. Es más barato que el anterior.
DISOLVENTE UNIVERSAL. Es una mezcla de hidrocarburos, esteres, cetonas y alcoholes obtenidos por síntesis o destilación, adecuada para la disolución de todo tipo de pinturas y para limpieza de herramientas y útiles. Los disolventes son más fuertes que el aguarrás, ya sea vegetal o mineral.

DISOLVENTE NITRO O NITROCELULÓSICO. Es una mezcla de hidrocarburos, esteres, cetonas y alcoholes obtenidos por síntesis o destilación, adecuada para la disolución de todos los tipos de productos nitrocelulósicos (pinturas, barnices, fondos tapaporos, etc). También se utiliza como diluyente de algunas pinturas sintéticas cuando se aplican con pistola y se desea una evaporación muy rápida del disolvente.

DISOLVENTE DE POLIURETANO. Es una mezcla de hidrocarburos, esteres y cetonas obtenidos por síntesis o destilación, adecuada para la disolución de productos a base de poliuretano. Sirve también para nitrocelulósicos y sintéticos, pero conviene probar antes la compatibilidad.

ALCOHOL. El alcohol es también un disolvente muy utilizado en bricolaje. Se utiliza como disolvente de la goma laca para barnizar a muñequilla. También es muy utilizado para disolver y limpiar algunos tipos de pegamentos.

DISOLVENTES ESPECIALES. Hay también disolventes específicos para determinados tipos de pinturas de menos uso, como por ejemplo los disolventes para pinturas de clorocaucho o los disolventes para pinturas epoxi. También existen disolventes para aplicaciones especiales. Por ejemplo, para limpiar grasa y aceite de superficies metálicas (tricloroetileno), o para eliminar determinados adhesivos (disolvente para cola de contacto, disolvente para cianocrilato, etc).

OTROS DISOLVENTES. Existen otros muchos disolventes con muchas aplicaciones, entre las que destacan la limpieza, como pueden ser el petróleo, la gasolina, el gasoil, etc.